Liderazgo espiritual para reparar la vulneración de la dignidad

Diálogo con el sacerdote jesuita Francisco de Roux


“La fuerza ética y moral es mucho más contundente en el largo plazo que la fuerza armada (…) Yo soy de los que piensan que tenemos una obligación humana, una obligación ética por la dignidad del ser humano en Colombia.”

Francisco de Roux

NELSON VALLEJO-GOMEZ: Padre, ¿el proceso político del posconflicto en Colombia se debe considerar como una política de estado global, que debe involucrar todo el país y todas las capas sociales, o se le debe considerar como un programa de gobierno propio al desarrollo y presencia del Estado en los territorios donde se ha llevado a cabo el conflicto interno armado? Y en ese sentido, ¿cree usted pertinente la posición de elites citadinas o de los que “no han vivido la guerra”, que viven su cotidianidad como si sus retos y desafíos fueran de otro tipo, en particular con respecto a la economía global, la revolución digital y la transición ecológica, y no se creen interpelados por la justicia social y el pensar global y complejo?

FRANCISCO DE ROUX: El proceso de paz en Colombia es único y ejemplar. Creo que así lo ha visto la comunidad internacional, que ha apoyado tanto la salida del conflicto interno armado colombiano. Porque se trata de un proceso que nos tiene que llevar a cambios muy profundos, dentro de nuestra institucionalidad, pero con reformas integrales profundas para que Colombia supere las exclusiones. ¡No!, no solamente en las regiones donde se dio la violencia, ¡sino también en el país total! Retos y desafíos residen en la manera como tenemos que superar las exclusiones y la inequidad, tenemos que superar la corrupción, tenemos que superar la impunidad a todos los niveles en el país, y parar la guerra era la condición básica.

Leer la integralidad de la entrevista

Por los vericuetos de la complejidad

Entrevista con Carlos Enrique Ruiz

CER: ¿Opciones de mejor futuro?

NVG: Se requiere, a gritos, una ideología política renovada, una “política de civilización”, diría Edgar Morin, para pensar debidamente el porvenir de las naciones americanas, donde estén integradas y comprendidas las lecciones de la historia europea, tanto la colonialista como la liberadora y la utopía realista de una Unión europea, cuya divisa es “Unidos en la Diversidad ».

En 2010, Carlos-Enrique Ruiz, director de la Revista ALEPH de Manizales (Colombia) nos sometió a un agudo cuestionario que, visto ahora, siete años después, recapitula para nosotros una trayectoria filosófica en el alba misma de un nuevo decenio. La entrevista resultó, desde el primer intercambio, una aplicación de la gran propuesta moriniana a problemáticas muy concretas como la relación insuperablemente disímil entre el ex imperio y la excolonia latinoamericana. Carlos Enrique, consciente de la intemporalidad de ciertas ideas (pero también de su necesaria actualización), ha mejorado e ilustrado hoy, como un diestro minero del conocimiento, este discurrir pensante que exige siempre un continuo cuestionamiento. De esta forma, la entrevista ve ahora de nuevo la luz en el n°180 de la Revista Aleph (enero-marzo 2017), que él dirige con vocación universalista desde la andina Manizales. Haciendo siempre gala de espiritualidad, generosidad y creatividad en el pensar, Carlos-Enrique Ruiz nos hace entrar de nuevo, para nuestro gusto, en lo que él llama los vericuetos de la complejidad.

Leer la integralidad de la entrevista

Leer la entrevista en la edición digital del número 180 de la revista ALEPH


Dos asedios parisienses a Héctor Abad en torno a « La Oculta »


Quand la littérature cartographie une société en métamorphose


En el marco de la Semana de la América Latina y del Caribe y en tanto que Consejeros de la Fondation Maison des Sciences de l’Homme (FMSH), promovimos, a finales de mayo pasado, dos encuentros con el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince. Uno con sus lectores en la sede de la prestigiosa casa de edición Gallimard; otro en una mesa redonda en la que sometimos a este autor a una serie de preguntas sobre su último opus, “La Oculta” (y su doble francés “La secrète”). Dos asedios, de los cuales el autor se libera revelándonos algunas claves preciosas de esta novela, así como sus fuentes autobiográficas (« famille, je vous aime »), genealógicas (la cuestión cuestionable de las alcurnias y los linajes bajo la prueba movediza del genoma), de généro (origen y persistencia del machismo y su vínculo con la propiedad terrígena), históricas y sociales (Colombia, Antioquia, inmersas en el turbillón de sus luchas recientes y de sus anacronismos insuperables). El video aquí disponible recoge de manera casi integral estos dos encuentros.

Ver nuestro video:

Sociologie clinique à l’ère planétaire

Comment être un agent d’historicité dans un monde hétérogène et globalisé ?


La sociologie clinique s’est affirmée comme une méthodologie pour individus en quête d’équilibre face aux souffrances que provoquent les conflits provoqués par les appartenances à des filiations diverses. L’hypothèse qui est au cœur de cette méthodologie est proposée ainsi : « L’individu est le produit d’une histoire dont il cherche à devenir le sujet ». Qu’en est-il aujourd’hui, en France et dans le monde, notamment en Amérique Latine, de cette démarche pluridisciplinaire, voire inter et transdisciplinaire ? A la veille de son départ pour l’Argentine et le Chili, où il présentera la traduction et la publication en espagnol de son livre Névrose de classe (Buenos Aires, 2013), nous avons rencontré à Paris l’un des fondateurs de la sociologie clinique, Vincent de Gaulejac, membre fondateur de l’Institut International de Sociologie Clinique.

Facebook
Twitter
YOUTUBE
LinkedIn