19 novembre 2017

Liderazgo espiritual para reparar la vulneración de la dignidad

Diálogo con el sacerdote jesuita Francisco de Roux

“La fuerza ética y moral es mucho más contundente en el largo plazo que la fuerza armada (…) Yo soy de los que piensan que tenemos una obligación humana, una obligación ética por la dignidad del ser humano en Colombia.” Francisco de Roux

NELSON VALLEJO-GOMEZ: Padre, ¿el proceso político del posconflicto en Colombia se debe considerar como una política de estado global, que debe involucrar todo el país y todas las capas sociales, o se le debe considerar como un programa de gobierno propio al desarrollo y presencia del Estado en los territorios donde se ha llevado a cabo el conflicto interno armado? Y en ese sentido, ¿cree usted pertinente la posición de elites citadinas o de los que “no han vivido la guerra”, que viven su cotidianidad como si sus retos y desafíos fueran de otro tipo, en particular con respecto a la economía global, la revolución digital y la transición ecológica, y no se creen interpelados por la justicia social y el pensar global y complejo de lo que debería ser el un contrato social con justicia social, responsable y solidario, en la era del posconflicto?

FRANCISCO DE ROUX: El proceso de paz en Colombia es único y ejemplar. Creo que así lo ha visto la comunidad internacional, que ha apoyado tanto la salida del conflicto interno armado colombiano. Porque se trata de un proceso que nos tiene que llevar a cambios muy profundos, dentro de nuestra institucionalidad, pero con reformas integrales profundas para que Colombia supere las exclusiones. ¡No!, no solamente en las regiones donde se dio la violencia, ¡sino también en el país total! Retos y desafíos residen en la manera como tenemos que superar las exclusiones, tenemos que superar la inequidad, tenemos que superar la corrupción, tenemos que superar la impunidad a todos los niveles en el país, y parar la guerra era la condición básica. Se tenía que sacar las armas de la política para que el país enfrente en el campo de la democracia las reformas y los cambios de fondo que no se han hecho en medio siglo, porque atribuíamos a la guerra la imposibilidad de avanzar en un país en donde cupiéramos todos. Estamos en presencia de un punto de quiebre muy importante que vive Colombia. Hay fuerzas que consideran que fue una desgracia haber negociado con las FARC, incluso se va hasta decir que “se le entregó las instituciones a los terroristas”, y al mismo tiempo se avanza para decir: “afortunadamente, esto terminará muy pronto con este gobierno”…

Leer la entrevista

13 mars 2017

Por los vericuetos de la complejidad

Entrevista con Carlos Enrique Ruiz

CER: ¿Opciones de mejor futuro?

NVG: Se requiere, a gritos, una ideología política renovada, una “política de civilización”, diría Edgar Morin, para pensar debidamente el porvenir de las naciones americanas, donde estén integradas y comprendidas las lecciones de la historia europea, tanto la colonialista como la liberadora y la utopía realista de una Unión europea, cuya divisa es “Unidos en la Diversidad".

Encuentro_con_Carlos_Enrique_Ruiz.png

En 2010, Carlos-Enrique Ruiz, director de la Revista ALEPH de Manizales (Colombia) nos sometió a un agudo cuestionario que, visto ahora, siete años después, recapitula para nosotros una trayectoria filosófica en el alba misma de un nuevo decenio. La entrevista resultó, desde el primer intercambio, una aplicación de la gran propuesta moriniana a problemáticas muy concretas como la relación insuperablemente disímil entre el ex imperio y la excolonia latinoamericana. Carlos Enrique, consciente de la intemporalidad de ciertas ideas (pero también de su necesaria actualización), ha mejorado e ilustrado hoy, como un diestro minero del conocimiento, este discurrir pensante que exige siempre un continuo cuestionamiento. De esta forma, la entrevista ve ahora de nuevo la luz en el n°180 de la Revista Aleph (enero-marzo 2017), que él dirige con vocación universalista desde la andina Manizales. Haciendo siempre gala de espiritualidad, generosidad y creatividad en el pensar, Carlos-Enrique Ruiz nos hace entrar de nuevo, para nuestro gusto, en lo que él llama los vericuetos de la complejidad.

Leer la entrevista

Leer la entrevista en la edición digital del número 180 de la revista ALEPH

17 décembre 2016

« Les défis de la pensée complexe à l’ère planétaire »

Congrès mondial pour la pensée complexe - décembre 2016 - Unesco, Paris

Discours de présentation du Congrès mondial pour la pensée complexe, prononcé par le secrétaire général de l'Association pour la pensée complexe, Nelson Vallejo-Gómez, suivi de la conférence inaugurale d'Edgar Morin. Cette cérémonie d'ouverture a eu lieu le jeudi 8 décembre 2016 au siège de l’UNESCO, à Paris.

"Edgar Morin, el joven pensador francés de 95 años"

“Es el más joven de nosotros. Es cierto que tiene 95 años de edad pero entre los sociólogos franceses es el más fresco, el más innovador, el más creativo. Es un placer estar con él porque siempre tiene ideas nuevas y maneras nuevas de pensar”
Michel Wieviorka, sociólogo, presidente de la Fundación Casa de las Ciencias del Hombre (París)

Reunidos por la emisora Radio France Internationale, Nelson Vallejo secretario general de la Asociación por el Pensamiento Complejo; Michel Wieviorka, sociólogo francés, presidente de la FMSH; Jean-Michel Blanquer, director del ESSEC; Gustavo López, presidente de la Corporación Complexus en Colombia, y el psicólogo uruguayo Luis Carrizo, hablan en torno a la figura cimera de EDGAR MORIN. La entrevista fue realizada por el programa "París-América" de RFI en el marco del Congreso Internacional por el Pensamiento Complejo.

Escuchar la entrevista:
Fichier audio intégré

Leer el artículo asociado

30 juin 2016

Dos asedios parisienses a Héctor Abad en torno a "La Oculta" por Nelson Vallejo-Gómez

Quand la littérature cartographie une société en métamorphose

En el marco de la Semana de la América Latina y del Caribe y en tanto que Consejeros de la Fondation Maison des Sciences de l'Homme (FMSH), promovimos, a finales de mayo pasado, dos encuentros con el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince. Uno con sus lectores en la sede de la prestigiosa casa de edición Gallimard; otro en una mesa redonda en la que sometimos a este autor a una serie de preguntas sobre su último opus, “La Oculta” (y su doble francés “La secrète”). Dos asedios, de los cuales el autor se libera revelándonos algunas claves preciosas de esta novela, así como sus fuentes autobiográficas ("famille, je vous aime"), genealógicas (la cuestión cuestionable de las alcurnias y los linajes bajo la prueba movediza del genoma), de généro (origen y persistencia del machismo y su vínculo con la propiedad terrígena), históricas y sociales (Colombia, Antioquia, inmersas en el turbillón de sus luchas recientes y de sus anacronismos insuperables). El video aquí disponible recoge de manera casi integral estos dos encuentros.

Emisario de Edgar Morin en el 26° Festival Internacional de Poesía de Medellín

En nombre de Edgar Morin, Padrino de Honor del 26° FIPM, tuvimos el placer y el honor de llevar y leer este mensaje, en la ceremonia de inauguración, el pasado 18 de junio de 2016. Las palabras y reflexiones del gran filósofo resonaron en el Parque de los Deseos, en la ciudad de Medellín, como ecos premonitorios, pues 5 días después, el 23 de junio, día histórico, el Gobierno colombiano firmó con el grupo de insurrección guerillera, FARC, el Acuerdo Final para ponerle fin político y constitucional al conflicto interno armado que, desde comienzos de los 50s del siglo pasado, ensangrentaba al país.

Paris, junio 16 de 2016

Querido poeta Fernando Rendón, Director general del Festival Internacional de Poesía de Medellín,

Pido en su nombre que mis palabras se conviertan en sonido, colores y sabores, en emociones y sentimientos y que mis vocales galas y planetarias canten mi querencia por Colombia y por el 26 Festival de Poesía de Medellín. Colombia es mucho más que realismo mágico, es un país de creatividad, donde lo poético es utopía realizada. Prueba fehaciente y vital de ello, es este Festival, que lleva 26 años tejiendo sentidos de belleza, de esperanza, de vida y de alegría por todas las calles, los barrios y pueblos de Antioquia.

Colombia que crea a la temperatura de su propia destrucción, enredada en múltiples conflictos, antiguos y modernos, y tantas contradicciones que lo ciegan y entristecen hasta la crueldad y el horror, en vez de servirle de barro mostrar la belleza y riqueza de sus gentes y tierras.

Pero tengo muchísima fe en el alma colombiana, en su sed de vida, que es más fuerte que la sed de venganza y de muerte; creo en el apetito intelectual que alegra sus gentes; creo en la obra maravillosa del Festival Internacional de Poesía de Medellín; creo en los talleres de Prometeo con niños, con jóvenes, con la generación del relevo; construyendo un mundo donde el conflicto no es muerte, sino la posibilidad de contradicción, diversidad, complementariedad y convivencia emuladora. Un mundo donde se viva de verdad poéticamente.

Espero que pronto Colombia encontrará sus propios pensamientos complejos, pues ningún país esta tan cerca de entender la necesidad de comprender la complejidades de la realidad de cada vida, de cada situación y de nuestro mundo. Espero que Colombia, inspirada por vuestro Feshttp://nelsonvallejogomez.org/admin/posts.phptival Internacional y por la fuerza espiritual del poeta Arthur Rimbaud, pueda firmar los Acuerdos de Paz y acoger todos los influjos de vigor y de ternura autentica. Y cuando llegue la Aurora del Posconflicto, armada de ardiente paciencia, sin distinción de origen, confesión, clase ni color de piel, todos los compatriotas colombianos entran con las manos unidas en la espléndida geografía e Historia de la Paz, por todos los territorios de Colombia y todos los corazones del mundo.

De corazón y espíritu por siempre,

Abrazos fuertes,

Edgar Morin


21 décembre 2015

Tissage et métissage culturels en Amérique latine

« L’Amérique latine est un creuset de création en mutation permanente, vivante, une pouponnière étoilée de pensée méridionale, de pensée du sud, de pensée complexe ».
Edgar Morin

Par Nelson Vallejo-Gómez

Extrait :

Les pays d’Amérique-Latine vivent, chacun à leur façon, les tragédies et les richesses de la globalisation et la prise de conscience de la pensée du Sud, de la pensé méridionale, de la pensée globale, de la pensée complexe, bref de la complexité. La richesse de la complexité, c’est l’union de la diversité et de l’unité, les beautés créatrices des rencontres et des métissages dans tous les domaines. La tragédie de la complexité, c’est l’ampleur des antagonismes qui risquent d’être destructeurs. Et pourtant encore, la démocratie est un régime complexe qui se nourrit d’antagonismes d’idées, d’intérêts, mais qui est capable de régler pacifiquement les nécessaires conflits propres à la lutte pour la survie et les intérêts divers, à travers les débats, les controverses, la créativité de l’intérêt collectif et des biens publics communs. Le géni démocratique du vingtième siècle sera métisse ou il ne sera pas.

En Amérique-Latine, le grand défi actuel est que les antagonismes, qui la déchirent, puissent devenir productifs (les vieux conflits issus de la colonisation entre la Colombie et le Venezuela, le Pérou, la Bolivie et le Chili, par exemple). Aussi, les grands antagonismes planétaires entre Nord et Sud, Est et Ouest, riches et pauvres, hyper-développement et sous-développement sont-ils présents et actifs en Amérique-Latine, et de manière plus violente qu’ailleurs. Certains pays mêmes, comme la Colombie, vivent à la température de leur propre destruction. Mais nous savons que les forces de vie et de création peuvent utiliser les processus de destruction pour alimenter les processus de régénération.

Il y a fort à parier qu’une nouvelle conscience latino-américaine émergera de cette situation unique, qu’elle puisera dans l’expérience du Sud, la technique du Nord, l’apport des cultures européennes et celui des sagesses asiatiques, la complexité latino-américaine elle-même, les ressources d’un nouvel élan créateur, un message de renaissance culturelle et intellectuelle qu’elle pourrait apporter au Monde, comme l’ont fait au quinzième et seizième siècles les cités de Toscane, qui ont produit la Renaissance européenne.

Lire l'essai

1 novembre 2015

La nación americana o la conjetura visionaria

“Yo deseo más que otro alguno ver formar en América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riqueza que por su libertad y gloria.” (Bolívar, 1815)

“El siglo XIX fue el de la libertad, el siglo XX el de la búsqueda de la igualad y el siglo XXI debería ser el de la fraternidad, el de la solidaridad.” (Octavio Paz)

Un debate sobre estos temas en las redes sociales, nos mueve hoy a proponer la lectura de nuestra ponencia ante la 14 Conferencia Internacional de la Academia de la Latinidad. Fragmentos:

El concepto de nación en América(s) se ha forjado de varias maneras. Y ha estado siempre al servicio de una concepción preestablecida de la sociedad y de los nuevos Estados. La identidad nacional de los pueblos americanos ha sido desde un comienzo una “comunidad imaginada”, según la expresión consagrada por los historiadores de la época republicana.
(...)
¿Cuál es, pues, la “idea americana” generadora de conceptos de gobierno y de afectos compartidos? ¿Qué interés para los americanos de hoy? ¿No será peine perdue reflexionar sobre la nación en la era del derrumbe de las ideologías, del pragmatismo cínico del político de turno, de la corrupción-hidra, de la ideología del terror, de la descomposición del pensamiento social? ¿No será mejor pensar la identidad colectiva a partir de otro concepto que no sea el de nación.
(...)
Afirmo pues, que el sentido de nación sigue siendo un desafío para los americanos. Es decir, que los americanos siguen careciendo de identidad nacional.Y en esta tarea, ellos también son contemporáneos de los pueblos del mundo. Ya que ser “nación por libertad y gloria” es otra cosa que creer serlo por extensión, oro, petróleo y misiles. También, es otra cosa que serlo por lengua y religión. (...)

Leer la integralidad de la ponencia

- page 1 de 3